GasLicuado solicita a la Administración una actualización del precio de la bombona y avanzar hacia la liberalización del sector

productos

GasLicuado solicita a la Administración una actualización del precio de la bombona y avanzar hacia la liberalización del sector

  • “La situación es muy complicada y el sector está viéndose abocado a vender a pérdidas”, advierte GasLicuado
  • Las empresas piden a la Administración que actualice la fórmula de fijación de precios para establecer una remuneración más justa
  • El gas licuado es una opción limpia, eficiente, económica y llega donde no llegan otras energías , sobre todo en zonas rurales y aisladas.

 

GasLicuado, la asociación que reúne a las principales empresas de la industria del gas licuado (o GLP) en España, ha alertado de que la viabilidad del sector está en riesgo debido a la insuficiente remuneración que marca el actual sistema de fijación de precios de la bombona de butano. Por este motivo, GasLicuado ha solicitado a la Administración que actualice la fórmula para establecer una remuneración suficiente, justa y que permita avanzar hacia la necesaria liberalización del sector.

Las dificultades por las que atraviesa el sector en España, que afectan tanto a operadores de gas envasado y canalizado como a distribuidores y repartidores, se deben a la insuficiente remuneración establecida en el sistema regulatorio vigente.

GasLicuado argumenta que el Gobierno no ha atendido a sus peticiones en los dos últimos años. En concreto, indica que la Administración lleva más de 15 meses, desde mayo de 2018, sin tener en cuenta –al menos y como poco– el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la actualización de la remuneración.

Además, la liberalización del sector lleva décadas sin acometerse a pesar de que ya estaba prevista en la Ley de Hidrocarburos de 1988. En una sentencia reciente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) también se ha manifestado en un sentido favorable a liberalizar la bombona de butano en el mercado español.

“La situación es muy complicada”, asegura Santiago Pérez, director general de GasLicuado. “Muchos operadores y distribuidores están viéndose obligados a vender a pérdidas en áreas geográficas de baja densidad de población o en zonas aisladas, como Canarias. Y si no se toman medidas en un plazo corto de tiempo, peligra la continuidad de muchas de estas empresas con la consiguiente destrucción de empleo en un contexto de incertidumbre económica como el que tenemos por delante”, explica.

Impacto en los consumidores

Según la asociación, el problema no solamente afecta a las empresas de este sector, sino también a sus clientes. “El actual sistema de precios ni siquiera cubre las necesidades actuales de gastos e inversiones, y por ello las compañías no pueden invertir para proporcionar un nivel de servicio más allá del estrictamente exigido por la normativa”, afirma el director general de GasLicuado. Por no hablar del “impacto negativo en materia de seguridad, al no poder asumir nuevas inversiones que permitan continuar garantizando los más altos estándares”.

“Este contexto pondría en riesgo el acceso de muchos consumidores al gas licuado, una opción limpia, eficiente, económica y que llega donde no llegan otras energías”, advierte Pérez, quien recuerda el importante papel que juega esta energía alternativa en el sector de hostelería y restauración (Horeca) y en el desarrollo de zonas rurales y aisladas en España. “El sistema actual está expulsando a los usuarios hacia otras energías más caras y menos convenientes”, añade.

El sector considera también que el gas licuado está discriminado frente a otras energías por la obligación de mantener el suministro domiciliario hasta donde esté el cliente, incluso aunque no sea rentable. Esta exigencia no se aplica a las redes de suministro de otras energías, cuyos criterios de extensión se basan en la rentabilidad.

Un caso único en la UE

El sistema regulatorio que está vigente en España es un caso excepcional entre los principales países europeos. Los mercados relevantes de gas licuado en la UE funcionan bajo las reglas del mercado y de la libre competencia, según recuerdan desde esta asociación que forma parte de las principales organizaciones del sector a nivel europeo y mundial, como Liquid Gas Europe y la World LPG Association (WLPGA).

“Ante esta situación única en el ámbito europeo, pedimos a la Administración que otorgue a este problema la importancia que merece, actuando con urgencia para actualizar la fórmula de revisión de los precios hacia un sistema de remuneración suficiente y justo, en consonancia con otros países de nuestro entorno”, defiende el director general de GasLicuado.

“En este sentido, es necesario avanzar con claridad hacia la necesaria liberalización, como ha recomendado la propia CNMC, para asegurar la supervivencia del sector y garantizar el acceso de los consumidores a esta energía alternativa que presenta importantes ventajas desde el punto de vista económico y medioambiental”, concluye.